« Soldados de Salamina. Héroes anónimos | Main | L' Estaca »
viernes
jul282006

"Marro"

     Cuando no había Play Station los niños jugaban en la calle al sambori, canicas, doli, marro. Para jugar a marro se elije a suertes un niño, que persigue a los otros y debe coger al que le sustituirá. Siempre se señala una pared a la que el perseguido puede llegar, tocar y decir marro. Si el perseguidor no le ha cogido antes, cogerle en marro no vale.

marro.gif

 

     Siempre han existido marros en todos los niveles, las Iglesias gozaban del derecho de asilo, las Embajadas y su personal están al margen de las leyes del país donde se ubican, a los Diputados no se les puede procesar sin permiso de sus compañeros. Hoy tenemosrousseau.jpg garantizados los derechos fundamentales, pero muchos los han convertido en marro. Los derechos fundamentales, mal entendidos, son los que han llevado al ex-ministro Belloch a redactar el Código Penal y la Ley de Menores, tan criticados por la ciudadanía. Parte de la idea rusoniana de que el hombre nace bueno. Si se desvía, es cuestión de corregirle y volverá al buen camino. No es así, la naturaleza del hombre es defalleciente. Muchas veces, no tiene suficiente fuerza para hacer lo que está bien. Hay demasiadas tentaciones para no caer. Hay enfermedades de la psique, que tienen tratamiento y se curan, pero las estructuras mentales no se puede cambiar. Los psicópatas, no tienen tratamiento. Es un error acudir a la teoría rusoniana, del hombre bueno por naturaleza. Necesita educación y límites de urbanidad, morales, civiles y penales a su conducta y saber que, si pasa esos límites, será sancionado.

     Grave es que al niño se le proteja tanto que crea que siempre ha de hacer su santa voluntad. Cuando les riñe el maestro, su padre protesta airadamente a la Dirección, porque al niño lo están traumatizando. Su papá hace de marro, nadie le puede coger. Algunos cuando crecen, tiran móviles al árbitro, dan patadas al hígado de otro, porque les ha pedido que dejen en paz a un chaval. Todos los que han hecho de marro con sus hijos y asimilado el sistema educativo que viene imperando en las últimas décadas, se sienten impotentes, aceptan el cierre del estadio y pagar miles de euros de sanción. El tipo del móvil solo será acusado de una falta, gracias al marro del Sr. Belloch, prácticamente nada. Esa es la sociedad de hoy. No se podrá cambiar de la noche a la mañana. Quien dejó de ser niño y está mal-educado, no es fácil reeducarlo, hay que aplicarle medidas policiales y judiciales. Habrá que empezar con los niños y educarlos como es debido. De aquí diez o doce años, tendremos una masa de espectadores, que, en su mayoría, podrá afear, con su sola presencia, a los que obren mal.

giuliani.jpg     Giuliani, Alcalde de Nueva York, cuando lo de las Torres Gemelas, es reconocido por su gran labor para limpiar de delincuencia barrios enteros, donde hoy se puede pasear por la noche sin que ocurra nada. No empezó aplicando tratamientos de reeducación a los delincuentes mayores, para esos está su policía con menos miramientos que la nuestra. Empezó con los niños, porque si se les educaba, a medida que crecen, los barrios quedan limpios de delincuencia. Los niños se harán pronto hombres y no vivirán pendientes del marro, para salir de rositas, tras sus fechorías.

     Cuando todos tocan a marro al mismo tiempo, no es posible jugar. El perseguidor ya no puede coger a nadie, se acaba el juego. Se acaba el vivir dignamente en una sociedad segura.

15 de octubre de 2.003 , Diario "El Mediterraneo".

PrintView Printer Friendly Version

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
All HTML will be escaped. Hyperlinks will be created for URLs automatically.