« Demasiados accidentes | Main | Clavó el puñal en el lomo de Tirant »
lunes
jul312006

A Martorell no osarían guitarle la "H"

     Joanot Martorell era un valenciano buscapeleas, por menos de quitarle la h a su Tirant lo Blanch, te retaba; y era experto con la espada. Nombrado caballero a sus ventiocho años en 1433, fue señor de los lugares de Murla y Benibraf. Entre sus lances caballerescos destaca el que motivó su primo Joan de Monpalau que yació en amores con una de sus hermanas a quien prometió matrimonio y no cumplió su promesa; y los juicios con su cuñado Ausias March. Al enviudar sus cuñados los Martorell, por cuestión de intereses, se liaron a pleitos con el mejor poeta de la lengua valenciana. El propio Joanot da cuenta de sus lances en letras de batallas que escribió durante toda su vida. Terminó en la ruina, en manos del prestamista catalán Martí Joan de Galba, quien por 150 souls le compró el manuscrito de su novela Tirant lo Blanch y lo ordenó para su publicación. Martorell lo había terminado en 1460, a solo ocho años de su fallecimiento.

     Gutenberg inventó la imprenta en 1450, fecha en que terminó de imprimir la Biblia. A partir de ese momento los copistas de los monasterios dejaron su oficio a los impresores. Trabajaban las planchas, una por página, y las utilizaban para imprimir muchos ejemplares. De aquel momento, que hace posible la difusión de la cultura, arranca el Renacimiento junto a otros hechos culturales de la época, como el redescubrimiento de los autores clásicos griegos y romanos. En Valencia se firmó contrato con el impresor Nicolás Spindola en 1488 para la edición de 400 volúmenes del libro Tirant lo Blanch escrito con la h final, lo mismo que en la primera página de aquella primera edición que empieza: “A honor, lahor e gloria de nostre senyor deu Jesu christ e de la gloriosa sacratissima verge Maria, mare sua, senyora nostra, comença la letra del present libre appellat Tirant lo blanch, dirigida per mossén Juanot Martorell, cavaller, al serenissimo princep don Ferrando do portogal”.

     En valenciano se escribe ch, no con x que es catalán, se dice Chivert y no Xivert, Bechi y no Betxi, choriç y no xoriç. De la misma manera las palabras acabadas en ch conservan la h, como blanch. Así lo escribió Joanot Martorell. Hay que denunciar esa vesanía de los catalanistas por corregir a los autores valencianos, en especial a los de nuestro siglo de oro, tranduciéndolos al barceloní de Prat de la Riba, que desde 1905 llaman catalán. No consentiremos que nos colonicen en los inexistentes paises catalanes, por nada del mundo queremos, la inmensa mayoría de valencianos, pasar a ser ciudadanos de tercera clase –ni de primera- de Cataluña. Estamos muy felices en el Reino que fundó Don Jaime para sí y para los valencianos. El usurero catalán Martí Joan de Galba compró el manuscrito de Tirant lo Blanch, pero el idioma valenciano no está en venta.

     He comprobado que en el e-mail enviado a MEDITERRÁNEO con mi artículo, que publico el martes 11 de abril, escribí Blanch con h. Nunca me han censurado nada y esa vez tampoco. Supongo que el programa informático corrector está realizado en el valenciano -catalanizado- de la AVL. Puedo asegurar que lo escribí correctamente en mi lengua, como dice Martorell que escribió su novela, en valenciano.

25 de abril del 2006, Diario "El Mediterráneo".

PrintView Printer Friendly Version

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
All HTML will be escaped. Hyperlinks will be created for URLs automatically.