« ARRASADOS, PERO NO SE VAN | Main | LA REVOLUCIÓN DE LOS VIKINGOS »
viernes
abr292011

VACACIONES DE PASCUA

4.910.200 parados, el 21.29%. La noticia no por esperada ha causado menos disgusto y preocupación Y dicen que no parará ahí. No hay ningún Ministro disconforme con la situación que haya aportado una idea para paliar esta tragedia y no la hayan aceptado. Sólo el de Trabajo tiene un plan, dice él, para no redondear la temida cifra de 5.000.000. Increible. Nadie dimite. Zapatero se queda hasta el último día que le paguen la nómina. Y los demás también. Al país que le den.

Cuando llegó la noticia menos mal que ya nos habíamos comido las monas, que estaban todas de diez. Las señoras aportaron su ciencia culinaria. Hay cosas que son mejores si se cocinan en casa y más baratas en época de vacas flacas. Aun saboreo una de  espinacas, huevo duro y  piñones y  otra con un sofrito de tomate, atún y cebolla. Mi pariente vino el Jueves Santo por la tarde con dos monas que acaba de hornear su mujer que tiene unas manos maravillosas para la cocina. Una rellena de finísimo moniato y la otra con frutos secos. Nos quedamos charlando un rato de nuestras cosas, pues somos afines en la apreciación de muchas cosas y cuando se iba me dijo: “esta noche a las 12, pondré Canal Andalucía y  veré “la madrugá”. Salen tantos pasos que hay que estar preparado para no perderse nada. La mejor guía la ofrecen los sevillanos, unos con el capirote de cofrade, otros de costaleros y ellas, las más, con teja, mantilla y tacones de a palmo, realzando su figura de luto. Algunos amigos habían ido exprofeso. Todos se quedaron sin “madrugá”. La lluvia arreció y se hizo dueña de Sevilla.

Estos días cuando la Pasión de Jesús es motivo de expresiones de fe, de sentimientos religiosos y de profesión de amor por las devociones y tradiciones que nos caracterizan hace siglos, es poco respetuoso ese afán, de los mismos que nos han arruinado,  por implantar un laicismo dominante. Ha pasado tanto el tiempo de las cruzadas,  como el de las persecuciones religiosas. No es tan difícil respetar las creencias ajenas.

 El paso de mi predilección es el “Cristo de la Buena Muerte” llevado por legionarios mientras cantan su himno, una canción romántica de quien perdió a su amada, “herido con zarpa  de fiera” y se alista en la Legión, esperando que su arrojo la lleve a la muerte, “leal compañera”, para encontrar a su amor en el cielo. Para entender a un legionario hay que ser arrojado, romántico y tener fe en el más allá.

La televisión nos ha obsequiado con las películas habituales en estas fechas. Cada año William Wyler, ganador de tres Oscar, nos muestra una nueva faceta en una de su mejores cintas. “Ben Hur”, con 11 Oscar, sólo igualada, por “Titanic” y “El Señor de los Anillos: el retorno del rey”. También nuevos documentales. Un catedrático de la Universidad de Tierra Santa explicó que a Jesús le aplicaron dos penas, además de la coronación de espinas, un casquete de largas púas de unos 8 ó 10 centímetros, del que colgaban unas cintas para poderlo encajar en la cabeza, sin que el verdugo se destrozara las manos. La flagelación era pena distinta a la crucifixión. Una excluía a la otra porque los romanos, creadores de derecho, tenían muy claro el principio “non bis in idem”. Un delito no puede ser castigado dos veces, ni con dos penas. Parece que el Padre tuvo mucho cuidado de que las penas que aplicaban a su Hijo determinaran su muerte cierta, certificada con una lanzada en el pecho. Estaba realmente muerto. Era el presupuesto básico para que la Resurrección fuera un hecho extraordinario y demostrara el empeño de Dios en abrirnos, con el perdón, las puertas de su Reino.

10 Mayo 2011, "Mediterráneo".

PrintView Printer Friendly Version

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
All HTML will be escaped. Hyperlinks will be created for URLs automatically.