LA LISTA DEL DINERO NEGRO
domingo, febrero 3, 2013
Wenley Palacios

Los sociatas creen que deben gobernar por derecho propio. Dicen que son los garantes de la democracia, la libertad  y de toda clase de derechos. Si las urnas les son adversas, sienten la obligación de restaurar el descalabro y ponen todos los medios para destruir al adversario, que ha tenido la ilegítima desfachatez  de vencer en las urnas.

Hace ocho años las encuestas daban ganador a Rajoy y la “providencia rogelia”, un ente desconocido para los simples mortales, organizó la explosión de unos trenes y sobre los casi mil muertos y diez mil heridos llegó triunfante la nueva luminaria socialista. Antes de acabar dos legislaturas se vio obligada a cacarear, reconocer su fracaso y desaparecer  de la política, dejando a la nación, concepto inconcreto para aquella lumbrera, hecha un páramo. Ante tamaño desastre los ciudadanos confiaron en Rajoy, un político muy flojo, le falta carisma, pero un gobernante de primera magnitud.

Eligió  para su gobierno a personas que han tenido que abandonar su trabajo profesional y,  al  aceptar las carteras ministeriales, sus ingresos han disminuido. Rajoy sabe que está haciendo y a donde va. Es suave como buen gallego, pero nunca le tiembla la mano. No se pone nervioso ante un ataque y espera paciente su momento para devolver la pelota.

Aun estamos padeciendo sus drásticas medidas necesarias, no para contentar a Ángela Merkel, sino para enderezar el rumbo. De paso aprovecha para eliminer la mayoría de las prebendas y enchufismos que se pagan con dinero de los contribuyentes. Desde dentro no lo notamos, sobre todo los parados y los autónomos, pero, mirando la situación desde fuera, los técnicos americanos dicen que no saben como lo ha hecho pero nos está sacando del inmenso agujero donde  que se encontró hace 14 meses.

Para los sociatas el panorama no puede ser más desolador. Cuanto más tiempo pase peor, porque se verá el éxito de la política del gobierno. Sacar la gente a la calle no está sirviendo de nada. Mariano no se deja impresionar, como no se dejó Margaret Thacher. Trabaja, para una nación de más de 47 millones de ciudadanos, no para ese millar, o más, a veces menos, de manifestantes perfectamente orquestados. Ni para los pisaverdes de salón, esos tertulianos progresistas de las  emisoras de radio y televisión. Así que ese ente, a quien hemos llamado “providencia rogelia”, ha decidido actuar. Como lo de los trenes ahora no cuajaría, se han inventado lo de los sobres.

El dinero negro no existe, pues cuando no hay recibo es indemostrable. Si hay recibo no es negro, es dinero blanco, cobrado y no declarado a Hacienda. Esto es otra cosa. Si el dinero negro es mucho hay que guardarlo bajo tierra, como hace la mafia y los políticos del caso Marbella. Pero hoy hablamos de sobresueldos de 2.000, tal vez 15.000 euros. Se meten el dinero en el bolsillo y no llega  a fin de mes. Está todo carísimo. Es una sinvergonzocería, pero así funciona. Lo sabe el fontanero, el electricista, el mecánico y tantos otros que se defienden de la crisis como pueden. No dan recibo y se olvidan del IVA y de cualquier otro impuesto.

El que firma un recibo, lo hace constar en su declaración de renta. Faltaría más. Sólo el pardillo que no lo hace puede ser sancionado.  No creo que Cospedal, no sepa esto. Es Abogado del Estado. Seguro que lo sabe. Como lo saben todos los demás peperos de la lista, por cierto que no  firma nadie.. Así que, o sacan un recibo de cada uno de los que están en ella,  o no me creo nada. Quien la haya confeccionado ha alegrado la vida a los pisaverdes, ellos y ellas, pero en un Juzgado no sirve de nada.  Se la puede meter donde la quepa. En su enorme cara. Hay que tener mucha para inventar esa patraña. Mientras, Bárcenas y los tesoreros que le precedieron en el cargo lo niegan todo. Es lo que hemos visto tantas veces, se saca la manguera, se tira mierda en cantidad, la televisión está avisaday en primera fila, los medios progres enchufan los altavoces a toda potencia. Luego no hay nada. Pero queda un halo de mancha, que es de lo que se trata. Nadie quiere ver las cuentas del PP. Sólo piden que Rajoy se vaya y convoque elecciones. No saben lo que es un verdadero Presidente del Gobierno. Esta es la ocasión de que aprendan. 

Article originally appeared on Wenley Palacios - Libertad día a día (http://wenley.squarespace.com/).
See website for complete article licensing information.